Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


¿Qué es esto? 



Éxodo 16; Patriarcas y profetas, págs. 2^?-303. 



lei^ , .3 , .^|I i J¿L 4 JlL 4'f |l 4'f í^ i'3 



í 



abes cómo es el desierto? Es muy caliente 
durante el día y muy frío de noche. Es todo 
arena y muy poco o tal vez nada puede crecer allí 
¿Dónde podrías encontrar alimento en un desierto? 
Los israelitas viajaron por el desierto y casi se les 
acabó el alimento. ¿Qué piensas que hicieron? 

\ I ios cuidó amorosamente de los israelitas. 

_v Envió una nube que les diera sombra 
para protegerlos del ardiente calor del sol del 
desierto durante el día. Y envió también una 
columna de fuego que iluminara el campamen- 
to y les diera calor durante la noche. Dios los 
había libertado de Egipto y había destruido a 
sus enemigos en el mar Rojo. 

Pero los israelitas se estaban comenzando a 
preocupar. Hacía ya seis semanas desde que 
Dios los había sacado de Egipto y los alimen- 
tos que habían traído comenzaban a escasear. 
-Allá en Egipto teníamos toda la comida que 
queríamos -se quejaron amargamente 
con Moisés-. Aquí en el desierto nos 
vamos a morir de hambre. 

Por supuesto que Dios no tenía 
intenciones de dejarlos morir de 
hambre. -Va a llover pan del cielo 
-le dijo Dios a Moisés-. Estará allí en 
la mañana. La gente debe salir y reco 
ger cada uno el equivalente a dos 
litros. Pero no deben conservar nada 
de ese alimento para el día siguiente. 
Voy a probarlos para ver si siguen 
mis instrucciones. 

Y así como dijo Dios, a la maña- 
na siguiente el suelo estaba cubierto 
de delgadas hojuelas blancas. La gente 
estaba sorprendida. -¿Qué es esto? -se 



preguntaban una y otra vez. Parecía como si 
fuera rocío congelado que cubría toda la tierra. 
Moisés les dijo: -Es el pan que Dios les prome- 
tió. Recójanlo y cómanlo hoy. Pero no traten 
de guardar nada para mañana porque se echa- 
rá a perder. 

Así que la gente le llamó ^'maná'', que signi- 
fica ''¿qué es esto?'' Entonces lo juntaron y lo 
probaron. Era dulce como la miel y había sufi- 
ciente para todos. Pero tan pronto como calen- 
tó más el sol, el maná que quedó sobre la tie- 
rra se derritió inmediatamente. 

Algunas personas juntaron de más. Pero 
cuando lo midieron, no tenían más que dos 
litros. Algunas personas recogieron menos. 
Pero cuando lo midieron también tenían dos 
litros. 

-No guarden nada de ese maná para 
mañana -les había dicho Dios. Pero algunos 
de los israelitas no prestaron atención. A la 
mañana siguiente, el maná sobrante estaba 
lleno de gusanos y olía muy mal. 




Mensaje 

Adoramos a Dios cuaMo guardamos 
el sábado alegremente. 



'3 í^)x ¿'3 ^'^3 4-3 ¿^ 



El sexto día las instrucciones fueron muy 
diferentes. -Hoy deben recoger el doble de 
maná -les dijo Moisés- Mañana es el sábado 
de Dios, es un día de descanso. No habrá 
maná en el suelo mañana en la mañana. Así 
que recojan suficiente para que lo horneen o 
hiervan, pero guarden algo para mañana. 

¿Qué habían aprendido hasta entonces los 
israelitas? Dios había dicho que no juntaran 
más de dos litros. También les había dicho que 
no lo guardaran para el día siguiente. A los 
que lo hicieron se les echó a perder. Pero, 
¿puedes creerlo?, algunas personas no junta- 
ron el doble el viernes. En vez de ello, se 
levantaron muy temprano el sábado de maña- 
na esperando encontrar 
maná. ¡Tenían que 
aprender la lección en 
forma muy difícil, por- 
que no había maná 
sobre el suelo ese sába- 
do de mañana! 
Tampoco hubo el 
siguiente sábado. 
-¿Por cuánto tiempo 
se van a negar a seguir 
mis instrucciones? -le 
dijo suspirando Dios a 
Moisés. 

La historia del 
maná nos enseña dos 
cosas acerca de seguir 
las instrucciones de 
Dios. La primera es que 
así como los israelitas, 
honramos a Dios cuan- 
do lo obedecemos. Y 



Versículo para 
memoriiar 

''Respeta el día de 

reposo, ...si haces 

esto, encontrarás tu 

alegría en mí" 

(Isaías 5^:13, 14). 



L X 




reconocemos que Dios está al mando. El seguir 
sus instrucciones es un acto de adoración. 

Nos enseña también que Dios sabe siem- 
pre lo que es mejor. Nos prometió que sus pla- 
nes para nosotros son para nuestro propio 
bien. Seguir las instrucciones de Dios es la 
única forma de ser realmente felices. 

A los israelitas les tomó un tiempo apren- 
der que necesitaban seguir las instrucciones de 
Dios con respecto al maná. 
Pero finalmente aprendieron 
la lección. Y eso fue bueno, 
porque Dios los alimentó 
con el maná durante los cua- 
renta años que pasaron en 
el desierto. 

También aprendieron 
cuan importante es el sába- 
do para Dios. Él deseaba que 
ellos y también nosotros 
hiciéramos del sábado un día 
especial, diferente a los otros 
días. Cuando guardaron el 
sábado como un día especial, 
cuando no trabajaron ese 
día recogiendo el maná, le 
mostraron a Dios su amor y 
obediencia. Y estaban real- 
mente adorándolo. 



^ X'Slí- ^SM- 4'3 A'3 ¿'3 A'3 ^'Slt- i'3 A'^^i 



S,ÍJB A Do 



w ^ ^ ^ üy pidg a tt( familia que te ayude a leer Éxodo 16:1 
al 12. ¿De qué tratan esos versículos? ¿be dónde viewe tu alimento? 

41^ (V ^ ty ?v Repasa el versículo para memorizar y eMséíia- 
selo a tu familia. Trata de ponerle música y cántenlo luego todos 
juntos. 

I) Q> M) !> A)í# D © Muéstrale a alguien la hojuela 
de maná que hiciste en la Escuela Sabática. Habíale de cuando 
Dios les envió maná a los israelitas. (O haz una silueta de 
hojuela de maná, anota en ella las palabras del versículo para 
memorizar y muéstrasela a alguien). 



■LjÜJT 



y -^ ^ ^ Lee nuevamente y comenta con tu familia 
Éxodo 16:16 al 20. Los gusams que aparecieron en el maná 
guardado, eran probablemente larvas de insectos. Investiga 
más acerca de las larvas, si es posible, en una enciclopedia o 
libro sobre insectos. ¿Piensas que alguno de los israelitas 
comió de ese maná. ¿Por qué? 

U ^ kj h NjJ A^ R) Pide a los miembros de tu familia 
que cuey\\ey\ alguna ocasión cuando tuvieron mucha hambre. 
¿Qué hicieron.^ ¿Qué haces tú cuawAo tienes mucha hambre.^ 

W G/4^ £y ÍV Dale gracias a Dios por los \>uems alimentos. 



Dios dijo a \^o\ses que guar- 
dara una vasija cow mam en el arca 
para recordar a los israelitas cómo 
los cuidó. 



i^EjJ© 



D OJM 



Lee y comenta coy\ tu familia Éxodo 
16:13 al 36. ¿Cuánto maná debía recoger la gente cada 
día.^ ¿Qué le pasaba al maná que quedaba sobre la tierra 
cada día.^ ¿Durante cuánio tiempo Dios le dio maná al 
pueblo de Israel.^ ¿Dónde les dy o Dios a Moisés y Aarón 
que guardaran uy\ poco de mam? ¿Por qué? 

w ü/ í¿/ ty (y ¿Q(4¿ sucedió cuando la gente trató 
de guardar maná para el día siguiente.^ Coloca una 
rebanada de fruta en uy\ plato. Déjala allí durante toda 
la noche y obsérvala al día siguiente. ¿Deseas comérme- 
la? ¿Por qué? 



WM 



^ ^ ^ '^ Durante el culto familiar de hoy lean y 
comeyúey\ t%odo I6:3L Hablen acerca del sabor del maná. 
Coloca uw juguete u objeto pequem en una bolsa y pide a 
alguien que adivine qué hay dentro, tuawdo te pregunten, 
"¿qué es es\o?'\ puedes mostrárselo. Luego diles que 
eso es lo que dgeron los israelitas cuawdo vieron por pri- 
mera vez el maná. 



%fí^mj 



S\ es posible, desayuna uy\ día de esta 
semana hojuelas de cereal, ¿i y\o es de sabor dulce, pide 
que te dew uw poco de miel para añadírsela. O simple- 
mente come uw poco de pan o galleta uyúados cow miel. 
¿Qué sabor tiene.^ Dale a gracias a Dios por los alimentos 
de los que disfruta tu familia. 



> "* i- -^ t r ■ 



Qy M; ^ A)V^® R) Durante el culto familiar de hoy lean y 
comey\Uy\ Éxodo 16:1 al 4. Hablen acerca del desierto. ¿Cómo 
encuentras alimento en el desierto.^ ¿Cómo encontrarías agua.^ 
¿Cómo encuentran alimento y agua los anímales que viveY\ alh? 
Puedes encontrar información sobre esto en una enciclopedia. 

wüywVw Lean juntos nuevamente Éxodo 16:31. Pide a uy\ 
adulto que te muestre semillas de cilantro o culantro, sí hay disponi- 
bles. O bien, observa algunas de ellas cuando vayas a la tienda de 
provisioms. Las puedes encontrar en la seccm de especias. 



4b 



¿'3 i_>A':3 4',>¿,>4',> ¿•^li',^ A,>4'^: 



^™ '^^ Habla con tu familia de las actí- 
lades diarias. Pide a cada uno que hable de su 
actividad favorita y de la que mems les gusta. 

Hablen acerca de cosas que se 

hacen solamente en ocasioms espe- 
ciales. ¿Las disfrutas mucho? ¿Por 
qué? Cuál es el día de la semana 
especial para tu familia.^ ¿Por qué? ^ 

0#(Í9 Haz una lista de 
formas como puedes adorar a Dios. 
Recuerda: y\o solamente se adora a 
Dios los sábados en la iglesia. 
I ¿Cómo puedes adorar a Dios los 
otros días.^ 



E n NEIS 



CD^í) 





Durante el culto familiar de hoy lean y 
comeY\UY\ I Juan Z:3 al 6. ¿Qué y\os dicen estos ver- 
sículos acerca de la forma como debemos vivir? 

wtjQüV Celebren el sábado de 
Dios coY\ alimentos y cantos. Prepara la 
mesa para la cena en forma atractiva, coy\ 
frutas, vegetales frescos u otras cosas 
especiales. Sirve uy\ refresco o bebida 
especial. Coloca velas en la mesa y 
enciéndelas. 

^"-^^^^ Antes de orar, can- 
ten "Bendito el sábado" iCI - /, y\\ 
5?), y otros cantos de alabanza. 



eS 



ts^""^' 



mmim 



Instrucciones: Usa las letras en el calendario para descubrir la 
bella lección que aprendieron los israelitas del 
maná recogido los viernes. 

5 12 




2Ú 1 Z 1 4 16 



5 ffi 



2Í 14 



17 IZ 1 3 5 19 




49